Valeria nos cuenta que gracias a las prácticas de tiro ha aprendido a concentrarse mucho más; además -por supuesto- de pasar un rato divertido.

LINK